Setas de Primavera con especial referencia a los ASCOMYCETES

Pronunciada por el Prof. Francisco de Diego Calonge del Real Jardín Botánico de Madrid.

El Prof. Calonge, Paco para los micólogos de Madrid, empezó preguntando si realmente existen setas de primavera. Aclaró que cuando hablamos de setas de primavera nos referimos a las especies que con más frecuencia fructifican durante la primavera, pero que no son exclusivas de esta época. En general, los hongos producen setas en cualquier época del año siempre y cuando las condiciones climáticas de humedad, temperatura y luz sean favorables.

Lo que sí es cierto es que existe una mayor abundancia de especies de Ascomycetes en primavera que en otoño, y por eso dió una mayor atención a estos hongos en la conferencia. Estos comprenden unas 33.000 especies, según el diccionario micológico de 1995. Los Basidiomicetes comprenden unas 14.000 especies y el resto, los hongos incompletos o Mitosporicos comprenden unas 15.000 especies.

Dentro del género Morchella habló de Morchela elata, M. esculenta, con sus variedades vulgaris, rigida, rotunda, umbrina, costata, etc., y sus distintas coloraciones, M. conica, M. semilibera. Como la mayoría de los géneros, este tamién presenta distintas interpretaciones, según el autor que las estudie. Así, Jacquetant (1984) y Galli (1984) consideran que existen 28 y 32 especies, respectivamente, mientras que Moser (1963) sólo reconoce 3 especies y numerosas variedades y formas.

Del género Helvella comentó las especies H. acetabulum, H. costifera, H. lacunosa, H. fusca, H. elastica, H queletii. De esta última mostró un par de ejemplares encontrados recientemente por uno de los compañeros de la sociedad totalmente blancos. ¿Son una nueva especie? Parece que no, sólo una variante albina. Una vez definido el género se diferenciaron las especies mencionadas. Habló de las principales especies de Gyromytra; G. esculenta, G. gigas, G. tasmanica, G. infula, G. perlata, G. warnei. Puso especial énfasis en sus propiedades venenosas, que desaparecen si se cuecen un par de veces y se tira el agua. Citó la Gyromitra tasmanica de origen en Tasmania y Nueva Zelanda y que ahora aparece con frecuencia en nuestros pinares, por ejemplo en San Rafael. Comentó brevemente dos Peziza; P. endocarpoides y P. echinospora. La espora de esta última presenta unas granulaciones realmente espetaculares.

Con respecto al género Verpa, trató de las dos especies más frecuente en España: Verpa conica y V. bohemica, resaltando las ascas bispóricas con esporas de 60-80 micras de longitud esta última. Pasó revista a especies tan interesantes como Sarcophaera coronaria, Geopora sumneriana, Sarcoscypha coccinea y Mitrula paludosa destacando su morfología y ecología, para pasar seguidamente a comentar algunas especies primaverales de Basidiomycetes.

Habló de Flammulina velutipes, Melanoleuca vulgaris, M. cognata, M. evenosa, M. excisa, resaltando sus propiedades comestibles y medicinales especialmente de la primera pues presenta grandes esperanzas para la curación del cancer de intestino por los glucanos. Igualmente describió, una vez más, las esquisitas Hygrophorus marzuolus y Calocybe gambosa y su posible confusión con la mortal Amanita verna.

Por último, citó el Boletus pinophilus, como representante genuino de primavera del grupo B. edulis y terminó la charla dando unas breves pinceladas sobre la "caza y captura" de la trufa negra, que aunque es especie invernal, puede llegar hasta principios de la primavera. Citó los experimentos fallidos de un japonés que pretendió poner un chip a las moscas que ponen sus huevos en las trufas.

En el coloquio se planteó el grado de envenenamiento posible con las especies como la Gyromytra esculenta en crudo. Se citó el caso de las Helvellas en Galdácano que han producido ya numerosos envenenamientos leves, con grandes diarreas. Uno de los asistentes que conoce bien el lugar cree que podría deberse a las fábricas de productos químicos que existen en la zona. Es necesario estudiar mejor el tema.

Paco citó el caso conocido del Tricholoma equestre o T. auratum, que sigue prohibido en Italia y se ha publicado el caso de otro fallecimiento en Polonia. La recomendación es que, siguiendo la experiencia en España, puede consumirse pero con limitación en cuanto a la cantidad y frecuencia.

Al final se le entregó un ejemplar del libro de los bosques españoles en medio de un gran aplauso.

En total fueron 55 excelentes fotografías de setas, esporas y algunos paisajes que ilustraron y deleitaron a los asistente, junto con los comentarios y anécdotas habituales en nuestro presidente. Además como era la primera presentación con su nuevo ordenador portátil y sin contratiempos se congratuló y todos nosotros con él de disponer de un magnífico instrumento para instruir en la ciencia de los hongos.

Pagina principal

(C) Sociedad Micológica de Madrid. Actualizada el 3/5/2004